Suralia: un espacio para el comercio justo y la sensibilización

Suralia es el espacio de comercio justo que la FAS (Federación Aragonesa de Solidaridad) tiene en la calle San Braulio 5-7, a la entrada del Centro Joaquín Roncal de la Fundación CAI-ASC. Charlamos allí, con olor a bizcocho recién hecho y un té delicioso, con Chus Sanz, vicepresidenta de la FAS, y Raquel García y Javier […]

Suralia es el espacio de comercio justo que la FAS (Federación Aragonesa de Solidaridad) tiene en la calle San Braulio 5-7, a la entrada del Centro Joaquín Roncal de la Fundación CAI-ASC. Charlamos allí, con olor a bizcocho recién hecho y un té delicioso, con Chus Sanz, vicepresidenta de la FAS, y Raquel García y Javier Parcero, responsables de Suralia que también pertenecen a la FAS.

Chus nos cuenta que hace ya más de veinte años, en 1994, se constituye la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) a partir de un pequeño grupo de entidades que se dedicaban a la cooperación al desarrollo en Aragón, aunque hoy en día ya son en torno a cincuenta: «El objetivo fundamental de formar la FAS fue conseguir reforzar la comunicación con las Administraciones y con la sociedad en general, para intentar mostrar la importancia que tienen los temas de cooperación al desarrollo. De hecho, se nota que la Administración acude mucho más a nosotras porque somos un portavoz de este tipo de entidades y, al fin y al cabo, les resulta más fácil porque representamos la manera de pensar de las que nos dedicamos a la cooperación al desarrollo. Lo que queremos demostrar es que este mundo puede funcionar de otra forma. Y ahí está la FAS para unir todas las fuerzas de todas las organizaciones y trabajar para conseguirlo».

Ante la pregunta de cómo se llegó a constituir este espacio, Chus nos dice que el tema del comercio justo es algo que siempre ha estado presente en la FAS, e incluso era la línea de trabajo de alguna de las entidades originarias, pero no se les había ocurrido crear un espacio como éste. «Hacían falta más espacios de comercio justo y sensibilización ―añade Javier― porque en Zaragoza sólo existían un par de ellos que estuvieran abiertos de forma permanentemente. Y fue la Fundación CAI la que ofreció el espacio y le propuso a la FAS crear el establecimiento.»

«Sí, ellos plantearon con buen criterio ―continúa Chus― que no querían ofrecerlo a una ONG en concreto, sino a alguien que pudiera representar las voces de muchas. Pero Suralia pretende ser muchas cosas: en primer lugar, una tienda, pero también quiere ser un espacio de sensibilización, un punto de referencia de las entidades, porque aunque trabajemos en ámbitos muy próximos, a veces hace falta un espacio para reunirse con los demás y levantar la vista de tu mesa de trabajo.»

«En el proceso de llevar a cabo el proyecto de Suralia participaron muchas ONG de la FAS. Existe un comité de comercio justo formado por ADECO, PROYDE y SETEM en su momento…, muchas organizaciones que trabajan el comercio justo y que están detrás de este espacio desde el principio hasta hoy en día» añade Javier.

Ver noticia completa en Magazine del Mercado Social Aragón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *